LIBRERÍAS OMNIPRESENTES

LIBRERÍAS OMNIPRESENTES

Imagen: Mira cómo se hace (s/f). Amazon Kindle.

El libro impreso ha sufrido enormes modificaciones, pues desde su creación hace cinco siglos y medio, tiene cuatro décadas que se fundó el digital. Esta innovación nace con el Proyecto Gutenberg en 1971 por Michael Hart, con el propósito de distribuir gratuitamente las obras del dominio público vía electrónica, pero para entonces se tenía que esperar a contar con una tecnología capaz de realizarlo, como la web con la internet y su velocidad de navegación.

En noviembre del año 2000, después de 20 años, la British Library puso en línea la versión de La Biblia de Gutenberg, el primer libro impreso en 1454 y 1455, dándole así un libre acceso como se había proyectado, en la internet, al primer título digital. Así comenzó un fenómeno mayor, donde los editores crearon páginas web para la divulgación de las ideas, se impulsaron nuevas formas de hacer transacciones en directo, y se fueron multiplicando las publicaciones en formato electrónico, evitando así los gastos del desarrollo editorial que implica materializar un manuscrito.

Por lo tanto, la internet, hasta ahora, ha llegado a ser impredecible para documentar, comunicar, acceder a documentos, y extender las prácticas y conocimientos. Se convirtió en “la gran enciclopedia”, en una enorme biblioteca, una inmensa librería y un gran medio para el mercado, el entretenimiento y la vida misma, pues ya no fue necesario desesperarse por encontrar algún dato o información, ya que la web permite tenerlos al alcance, y, sobre todo, ofrece actualizaciones de estos constantemente a través de una mega diversidad de contenidos y espacios.

En julio de 1995, Jeff Bezos fundó en Seattle, Estados Unidos, la librería Amazon.com, sin imaginarse que años más tarde, esta se convertiría en “el gran futuro del comercio electrónico”, a la que el público acabó llamando simplemente “Amazon”; empezó con 10 empleados hasta noviembre del año 2000. Actualmente la sociedad cuenta con más de 10, 000 trabajadores, 28 millones de artículos disponibles, a la venta, 41 millones de clientes y seis filiales, ubicadas en el Reino Unido (inaugurada en octubre de 1998), Alemania (inaugurada en la misma fecha), Francia (2000), Japón (noviembre del 2000), Canadá (junio de 2002), y China (noviembre de 2004), convirtiéndose en una de las mayores referencias del “comercio online” junto con eBay.

Video: Editorial Letra Minúscula (s/f). ¿Qué es un EBOOK?

Al principio, las publicaciones digitales podían ser consultados en la pantalla de un ordenador, portátil o ultra-portátil, por lo que estos también permitían escuchar e interactuar con materiales audiovisuales inmersos en estos ejemplares, así, en 1999, para gozar de una mayor movilidad de los aparatos eléctricos, aparecieron lectores especializados del tamaño de un libro, a los cuales les llamaron e-books, “libros electrónicos”, “ciberlibros” o “lectores”.

Así, surgen las “tabletas de lectura”, de las cuales, el modelo más conocido fue el Rocket eBook, después, en el 2000 el Gemstar eBook, en 2003 el Cybook, en 2004 el Sony Reader, y, la propia tableta de Amazon en 2006 llamada Kindle; a la par en el mercado, también fueron apareciendo actualizaciones en los equipos de cómputo como Psion, Palm Pilot y Pocket PC, y en la telefonía, los smartphones como el Nokia 9210, el Sony Ericsson P800, y más adelante, los modelos Motorola y Siemens.

Estas innovaciones en los aparatos electrónicos permitieron acercarse más a los libros digitales y a la internet, pues contaban con cámaras fotográficas integradas, lectores de música, entre otras funciones que propiciaron el alza en las ventas de “teléfonos multimedia”, hasta convertirse en un modo natural de acceso a la lectura para toda una generación.

Puede parecer que la competencia se tornó dura, pero dentro de este mercado demasiado prometedor, los modelos se fueron innovando, dándole preferencia al usuario por con la solidez y la reducción del peso, y la accesibilidad del producto, enfocándose además en la tecnología, la economía, y el confort o “comodidad de la lectura”, sin olvidar la dimensión estética, y la posibilidad interactiva y experiencial.

Fuente de consulta:

Lebert, M. (2009). Introducción; 1995: Amazon.com es la primera gran librería online; 2007: Podemos leer en varios aparatos electrónicos. En M. Lebert, Una corta historia del ebook (págs. 3-4, 25-30 y 97-102). Toronto: Universidad de Toronto.

Control de lectura 10